¿Importa el coeficiente intelectual?

¿Importa el coeficiente intelectual?

¿Importa el CI? El coeficiente intelectual está significativamente relacionado con la felicidad, ya que las personas con una inteligencia superior tienen más probabilidades de ser felices que sus colegas. ¿Puede mejorar su CI?

LEA EL
ARTÍCULO COMPLETO →

¿Importa el coeficiente intelectual?

La mayoría de las personas viven sus vidas sin saber nunca sus resultados en un test de CI. Algunas personas tienen éxito en la vida, se mantienen sanas y viven felices. Mientras tanto, otras fracasan, se la pasan enfermando y tristes. La gente piensa que se trata simplemente de trabajar duro, tomar las decisiones correctas y tener algo de suerte. Pero, ¿qué tipo de papel tiene el coeficiente intelectual en el fondo?

Esto es lo que sabemos hasta ahora.

CI y felicidad

Un estudio realizado en el Reino Unido el 2012, en base a casi 7000 participantes, encontró que el coeficiente intelectual está asociado significativamente con la felicidad. Las personas con mayor inteligencia son más felices que sus colegas. Mientras tanto, un coeficiente intelectual más bajo se relacionaba a personas con ingresos más bajos y una salud mental deficiente que contribuía a la infelicidad [1].

Un coeficiente intelectual más alto predice una mejor salud y una esperanza de vida más larga

Un coeficiente intelectual más alto medido en la infancia parece predecir una vida más larga. Un estudio de cohorte longitudinal en el 2001, usando datos del Scottish Mental Surveys, encontró que las puntuaciones de los test de CI medidas a la edad de 11 años estaban fuertemente asociadas con la supervivencia de hasta la edad de 76 años. Mediante esos mismos resultados, una persona con un CI de 115 tenía un 21% más de probabilidades de estar viva a la edad de 76 años que una persona con un CI promedio (100) [2].

Un estudio posterior que utilizó los mismos datos escoceses encontró una conexión entre el coeficiente intelectual infantil y la morbilidad y mortalidad de los adultos. La asociación se mantuvo clara después de tener en cuenta varios factores socioeconómicos. Los investigadores supusieron que esto se debe, al menos en parte, a un mejor autocuidado de la propia salud y a una mejor capacidad de resolución de problemas para evitar accidentes en el grupo de alto coeficiente intelectual [3].

¿Importa el CI?

Un gran metaanálisis confirmó los hallazgos antes mencionados en el 2010 [4]. Los resultados indicaron una ventaja de una desviación estándar (15 puntos) en las puntuaciones de las pruebas cognitivas, las cuales predecían un 24% menos de riesgo de muerte durante un seguimiento de 17 a 69 años.

¿Importa el CI?

Un coeficiente intelectual más alto se asocia a un mejor desempeño escolar y laboral y una mejor tasa de ingresos

La inteligencia general contribuye a mejorar el rendimiento escolar en muchas asignaturas, especialmente en las materias de matemáticas, física y lengua. Mientras tanto, un coeficiente intelectual más alto, tal como se observa en las pruebas de inteligencia, también predice un mejor rendimiento laboral y un mejor nivel de ingresos [6].

Un coeficiente intelectual extremadamente alto puede ser una carga

Las personas altamente inteligentes son más propensas a los trastornos afectivos. Investigaciones recientes han encontrado que una respuesta emocional intensiva al medio ambiente podría llevar a un aumento de la rumia y la preocupación, ambas propiedades que se sabe están asociadas a una inteligencia superior. La rumia crónica predice síntomas de depresión y ansiedad [7].

Mediante el uso de un test de CI para niños, desde hace décadas se conoce que existe una mayor prevalencia de alergias y asma entre los niños superdotados [8]. También se ha demostrado que estos mismos sufren de otras enfermedades autoinmunes [9].

Los trastornos del espectro autista (TEA) se relacionan estereotipadamente a un alto coeficiente intelectual y, por lo tanto, mejoran el funcionamiento del cerebro. Esta correlación fue confirmada en un estudio de asociación de todo el genoma en el 2015 [10]. El estudio reveló una fuerte relación entre el TEA y propiedades intelectuales específicas: memoria lógica, fluidez verbal y capacidad de vocabulario.

¿Qué tan inteligente es usted?

¿Alguna vez se ha preguntado cuál es su coeficiente intelectual en un examen confiable? ¡Compruébelo de forma anónima haciendo clic en el enlace de abajo!

Descubra su CI anónimamente
UNA PRUEBA DE CI REAL
PARA GENTE REAL →


Referencias:

[1] Ali, A., et al. “The Relationship between Happiness and Intelligent Quotient: the Contribution of Socio-Economic and Clinical Factors.” Psychological Medicine, vol. 43, no. 06, 2012, pp. 1303–1312., doi:10.1017/s0033291712002139. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22998852

[2] Whalley, L. J. “Longitudinal Cohort Study of Childhood IQ and Survival up to Age 76.” Bmj, vol. 322, no. 7290, 2001, pp. 819–819., doi:10.1136/bmj.322.7290.819. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC30556/

[3] Gottfredson, Linda S., and Ian J. Deary. “Intelligence Predicts Health and Longevity, but Why?” Current Directions in Psychological Science, vol. 13, no. 1, 2004, pp. 1–4., doi:10.1111/j.0963-7214.2004.01301001.x. https://journals.sagepub.com/doi/10.1111/j.0963-7214.2004.01301001.x

[4] Calvin, C. M., et al. “Intelligence in Youth and All-Cause-Mortality: Systematic Review with Meta-Analysis.” International Journal of Epidemiology, vol. 40, no. 3, 2010, pp. 626–644., doi:10.1093/ije/dyq190.

[5] Deary, Ian J., et al. “Intelligence and Educational Achievement.” Intelligence, vol. 35, no. 1, 2007, pp. 13–21., doi:10.1016/j.intell.2006.02.001. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160289606000171?via%3Dihub

[6] Bergman, Lars R., et al. “High IQ in Early Adolescence and Career Success in Adulthood: Findings from a Swedish Longitudinal Study.” Research in Human Development, vol. 11, no. 3, 2014, pp. 165–185., doi:10.1080/15427609.2014.936261.

[7] Penney, Alexander M., et al. “Intelligence and Emotional Disorders: Is the Worrying and Ruminating Mind a More Intelligent Mind?” Personality and Individual Differences, vol. 74, 2015, pp. 90–93., doi:10.1016/j.paid.2014.10.005. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0191886914005558?via%3Dihub

[8] Hildreth, Eugene A. “Some Common Allergic Emergencies.” Medical Clinics of North America, vol. 50, no. 5, 1966, pp. 1313–1324., doi:10.1016/s0025-7125(16)33127-3.

[9] Benbow, Camilla Persson. “Intellectually Gifted Students Also Suffer from Immune Disorders.” Behavioral and Brain Sciences, vol. 8, no. 03, 1985, p. 442., doi:10.1017/s0140525x00001059.

[10] Clarke, T-K, et al. “Common Polygenic Risk for Autism Spectrum Disorder (ASD) Is Associated with Cognitive Ability in the General Population.” Molecular Psychiatry, vol. 21, no. 3, 2015, pp. 419–425., doi:10.1038/mp.2015.12. https://www.nature.com/articles/mp201512

Más sobre Test de CI e Inteligencia